Policía NY recurre a un software de búsqueda para resolver casos

Cada vez son más los cuerpos policiales que se deciden a sumar herramientas tecnológicas para mejorar su trabajo, como bien ha demostrado la Policía de Nueva York recientemente.

El NYPD (Departamento de Policía de Nueva York) ha decidido comenzar a trabajar con un software de reconocimiento de patrones con un objetivo claro: resolver casos. La tecnología consigue normalmente que el trabajo sea más rápido, más sencillo y más eficaz. Por ello, los directivos de la policía neoyorquina han optado por recurrir al software para realizar un mejor trabajo, habiendo conseguido ya los primeros frutos de esa decisión. Patternizr, un software que busca entre las piedras Según informa The Washington Post, la Policía de Nueva York ha comenzado a usar en sus casos el software Patternizr, una herramienta desarrollada por el propio NYPD. El trabajo de este software es muy sencillo de entender: busca y compara entre los datos guardados por las 77 oficinas del Departamento de Policía de Nueva York para ofrecer a los analistas la información que buscan. Con esta herramienta, los expertos pueden comparar un delito con los otros registrados en la base de datos mediante una serie de patrones. Obviamente, el trabajo de este software es mucho más rápido que el que realizaban los empleados antes, que tenían que ir estudiando uno por uno cada caso para encontrar semejanzas entre ellos. Además, al contar con una base de datos tan extensa con datos de todas las comisarías, los analistas pueden detectar patrones comunes en toda la ciudad. Según ha explicado el Departamento de Policía de Nueva York, este sistema comenzó a ser utilizado en 2016. Ha sido el propio NYPD el encargado de desarrollarlo, un trabajo que le ha llevado alrededor de dos años. Teniendo en cuenta las palabras de Evan Levine, comisionado asistente de análisis de datos de la Policía de Nueva York, y de Alex Chohlas-Wood, ex director de análisis, el cuerpo neoyorquino es el primero en usar un software de este tipo en Estados Unidos. Unir patrones para encontrar al responsable Los responsables del mismo pueden estar bien contentos con el funcionamiento del mismo, que ya ha dado sus primeros resultados. La policía usó Patternizr para unir dos casos con un patrón similar: un ladrón utilizaba jeringuillas para llevar a cabos sus robos. Regulando los datos en los que debía centrarse la búsqueda del software, los investigadores encontraron que habían sido registrados tres robos más con el mismo modus operandi, todos en un radio de apenas unos kilómetros. Aunque los índices de delincuencia hayan descendido recientemente en Nueva York, la realidad es que la cifra alcanzó los 68.000 robos y hurtos en la ciudad durante 2018. Por ello, puede resultar clave contar con herramientas tecnológicas como Patternizr que aligeren el trabajo de los investigadores y ayuden a encontrar patrones en otras zonas de Nueva York. “La verdadera ventaja de la herramienta es que minimizamos la cantidad de trabajo de piernas y de atareadas labores que los analistas o detectives tienen que hacer, y realmente les permitimos aprovechar su experiencia en pasar por una lista mucho menor de resultados”, ha explicado Chohlas- Wood. La incorporación de una herramienta como esta a un cuerpo de policía siempre conlleva polémica, porque puede representar una amenaza para las minorías. Sin embargo, el NYPD ha especificado que Patternizr no examina la raza de los sospechosos para reducir posibles sesgos raciales. Al otro lado se encuentra la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, que ha llamado a la calma diciendo que la tecnología cada vez respeta más las leyes. Pese a estas palabras, su director legal Christopher Dunn ha hecho una petición al NYPD: Para garantizar la imparcialidad, la policía de Nueva York debe ser transparente con respecto a las tecnologías que implementa y permitir a los investigadores independientes auditar estos sistemas antes de que sean evaluados en los neoyorquinos. El Departamento de Policía de Nueva York se ha convertido en el primero en utilizar un sistema de este calibre en Estados Unidos, pero no será el último. La implantación de softwares para resolver casos cada vez es más habitual en las fuerzas policiales de todo el planeta, siendo Reino Unido un fiel ejemplo.