5G: qué lo diferencia del 4G y qué mejoras nos aportará

El 5G está a la vuelta de la esquina, tanto que ya algunas compañías han comenzado a ofertarlo en territorio estadounidense. Aunque esto pueda parecer que está muy lejos, se calcula que para 2020 lo tendremos por nuestro territorio

Vamos a empezar por lo más básico: cuál es la diferencia. En pocas palabras, se trata de una nueva generación (de ahí viene la “G”, en efecto) de transferencia de datos a través de la red móvil. Cambiar de generación es algo de vital importancia dentro del mundo de las telecomunicaciones. Al fin y al cabo, el primer paso consiste en adaptar las redes que hay disponibles a este nuevo estándar. Luego, una vez que la infraestructura ya esté construida, toca el momento de que los dispositivos electrónicos sean capaces de utilizar esta nueva red de datos. Tanto lo primero como lo segundo ya están en camino, dado que ambos apartados funcionan de manera indisoluble. Qué mejoras nos aportará Ya te hemos explicado qué es el 5G como tal y algunas diferencias, pero realmente es en este punto donde vamos a explayarnos (ya que va en consonancia con qué mejoras nos aportará en el futuro). Lo ponemos en forma de lista para que no quede duda alguna: • La principal ventaja que tendremos con el 5G es que navegaremos a una mayor velocidad por Internet. Cierto es que el salto va a ser menos perceptible que del 3G al 4G, pero sobre el papel es infinitamente mayor. Para que te hagas una idea rápida, la velocidad de descarga del 3G es de 2 Mb/s., la del 4G es de 150 Mb/s y la del 5G será de 20 Gb/s. Sí, has leído bien, 20 Gb y no Mb. • Cuando la tecnología esté bien implementada, las plataformas podrán ofrecer mejor calidad de imagen y sonido sin miedo a que la tarifa de datos vuele. Con tal velocidad de descarga se disipan los miedos y, además, habrá menos latencia en las videollamadas. • Los teléfonos móviles van a poder aprovechar mejor sus virtudes. Ya no recurrirán tanto a la memoria dado que la velocidad de descarga permite trabajar directamente en la nube (como ocurre en el PC). Y sí, esto afecta a un menor consumo de la batería. • El 5G también llega al mercado para reducir la carga que el 4G tiene en estos momentos. La tecnología actual es usada por decenas de millones de dispositivos en todo el mundo. El 5G viene para poner algo de oxígeno: si con el 4G se pueden conectar unos 10.000 dispositivos por kilómetro cuadrado, con el 5G se crece hasta el millón aproximadamente.